Saltar al contenido

El realismo social y el costumbrismo de Reinaldo Giudici

El arte pictórico argentino tiene una inmensa variedad de artistas destacadísimos que birlaron en su momento con una luz incandescente alumbrando el camino de la plástica nacional y dejando el nombre del país en lo más alto del mundo artístico.

Uno de esos personajes es  Reynaldo Giudici, excelso pintor nacido en Lombardía Italia, pero que desde muy chico se vino al sur del continente, específicamente a la República Oriental del Uruguay, dando sus primeros pasos artísticos de la mano del maestro Juan Manuel Blanes.

Tiempo después sale de esa nación rumbo a la Argentina, radicándose en Buenos Aires, siendo becado en 1878 por esa provincia para viajar a su tierra natal a estudiar bajo la tutela de César Maccarí, pero los problemas financieros de la época lo hacen retornar a la capital Argentina.

Dos años después emprende de nuevo su idea de volver a Europa  y esta vez llega a Venecia, y teniendo como maestro a Giacomo Favretto, quien le enseña las técnicas de aplicación pictórica relacionadas con el color y la luz; la cuales tiempo después de depurar y conseguir su propio estilo, fueron suyas y además referentes de sus obras artísticas.

Por años Reynaldo Giudici fungió como docente de la Academia Nacional de Bellas Artes de Argentina y otras instituciones, e incluso fue quien decoró con su arte el famoso Teatro Colon, un lugar que ha servido desde sus comienzos para disfrutar de la Opera y que hoy día es señalado como uno de los mejores del mundo en su estilo.

Las obras más representativas del artista italiano/argentino

Han sido innumerables las obras de arte que ha plasmado en los lienzos Reynaldo Giudici, pero sin lugar a dudas, por su contenido histórico y  gran carga social una de las piezas artísticas que más hacen referencia del pintor es la conocida como “La Sopa de los Pobres” concebida por el artista en el año de 1884 en Venecia.

Otra que se puede hacer referencia también es “La Traicionada”  con esta pieza artística fue objeto de muchos precios y reconocimientos como los conseguidos en Italia, específicamente en Turín. Esta obra hoy día se encuentra en esa nación, pues fue comprada por el gobierno italiano de ese momento histórico.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies