Saltar al contenido

Primer día de la Dieta Mediterránea

La dieta mediterránea puede ser una opción potencial al momento de mejorar los hábitos alimenticios y  al momento de bajar los kilos de más. La variedad de alimentos que se pueden consumir con esta dieta hacen que sea flexible para cualquier persona que quiera iniciarse en esta tendencia o simplemente que quiera mejorar su salud.

Lo primero que se debe tener en cuenta es que diariamente puedes consumir 2000 calorías que puedes repartir en porciones de 5 comidas, donde 3 son comidas base y 2 son meriendas. Previamente a decidir iniciar la dieta debes hacer un cronograma donde especifiques que comerás y a qué hora lo comerás, algo así como una especie de horario que te ayudará los primeros días mientras te acostumbras.

El desayuno es la comida más importante del día, por lo que debes asegurarte de que antes de iniciar con la rutina diaria del trabajo, las clases o de iniciar las actividades rutinarias debes alimentarte bien. Iniciar el día con un vaso de zumo de naranja le aporta al cuerpo energía y vitalidad, 2 rebanadas de pan tostado con aceite de oliva acompañado con una clara de huevo revuelta, son el desayuno perfecto para el inicio de esta dieta saludable.

A media mañana viene la primera merienda puedes comer una fruta fresca o un vaso de yogurt natural, es importante que no comas frutas en las comidas base sino que rellenes las meriendas con fruta para evitar sentir hambre antes de tiempo. El almuerzo se puede decir que es la comida más grande del día puedes optar por una pechuga a la plancha aderezada con limón, una ensalada de tomate fresco, albahaca y nueces con aderezo de aceite de oliva y una pizca de sal, zumo de piña y después de comer toma una tacita de café claro con poca azúcar.

La siguiente comida debe ser a media tarde, eres libre de escoger entre gelatina, flan, yogurt natural, u8na fruta o un zumo de fruta o verduras, esto te ayudará a tener saciedad mientras llega la cena, donde puedes preparar una ensalada de tomate en ruedas y cubitos de queso mozzarella, rueditas de bacalao a la plancha y un vaso de leche descremada.

Este es el menú perfecto para iniciar la dieta mediterránea con éxito.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies